modelismocolombia.com
BARCOS A VELA
BARCOS A VELA
Copyright © 2008 by "Fernando Trujillo"   •   All Rights reserved   •   E-Mail:constructor@modelismocolombia.com  • 
Los primeros datos fidedignos recavados sobre la construcción de barcos de vela datan del año 1300 a.C. en Egipto. Los documentos encontrados nos describen una nave que poseía una vela cuadra sostenida en dos palos de madera y la utilización de remos para su dirección.

Al descubrir que el viento crea sobre la vela una fuerza de resistencia y una fuerza de empuje el hombre se fue cerciorando de que podía confeccionar velas que le permitieran avanzar con viento en contra. El progreso del conocimiento continuó y así se inventó la quilla, ésta es una pieza que va de popa a proa por la parte inferior del barco y en la cual se asienta toda su armazón.

Las velas cuadras impedían navegar en direcciones que formasen ángulos menores de 90º con la dirección del viento.
Con la invención de la vela triangular en el siglo III el ángulo se redujo a 45º, pero no hizo que la vela cuadra desapareciese debido a que ésta otorgaba mayor eficacia en las travesías largas y con vientos que soplaban por popa. Las mejoras se fueron sucediendo y añadiendo. En el siglo XIII los europeos siguen los modelos chinos e implementan a sus embarcaciones varios mástiles. Hasta ese entonces se habían utilizados navíos de un solo mástil. La nueva tendencia eran las embarcaciones con tres mástiles.

Quizá las embarcaciones a vela más conocidas por la historia a nivel mundial fueron las carabelas utilizadas por Cristóbal Colón en el descubrimiento de América. Las carabelas a diferencia de la creencia popular son de origen portugués no español y son naves sencillas y ligeras. Se diferencian en dos tipos, las carabelas latinas y las carabelas redondas. Las primeras presentaban únicamente velas latinas, en tanto las segundas presentaban en el mástil de proa una vela cuadrada.

El último gran avance en la construcción de barcos de vela lo marcaron los galeones en el siglo XVI. Los galeones fueron aumentando el tamaño y número de velas en las embarcaciones e introdujeron velas triangulares entre los mástiles.

La Primera Guerra Mundial trajo consigo el aumento de precios de la lona, los cabos y los cables, al tiempo que la propulsión mecánica tomaba mayor auge debido a sus bajos costos. La construcción de veleros descendió considerablemente al punto de desaparecer.

Los veleros no han desaparecido, ni mucho menos, en la actualidad los mejores exponentes son utilizados como buque-escuela por las armadas de sus países. Estos buques-escuela año a año realizan una vuelta al mundo formando a los estudiantes como el futuro personal de los diferentes Servicios Navales.
HISTORIA DE LOS BARCOS A VELA